El litoral de la provincia de Murcia se caracteriza ante todo por la presencia del Mar Menor, una albufera litoral separada del Mediterráneo por un cordón de arenas de casi 24 Kilómetros de longitud, denominado La Manga.

La Costa de la provincia de Alicante sigue el perfil del cabo de La Nao y debe su nombre al colorido blanquecino de los acantilados de la zona, derivado de las rocas calizas que los componen.